Plantel distingue a Dr. Eduardo Lissi Gervaso como Profesor Emérito

Nov
30
2017
El destacado académico e investigador de la Facultad de Química y Biología, recientemente jubilado, recibirá el reconocimiento el próximo 5 de diciembre. “Es una distinción que se otorga a académicos que hayan cesado en sus funciones, luego de haber desarrollado una carrera brillante y fructífera”, explica el secretario general, Gustavo Robles Labarca, presidente del Consejo de Distinciones. El mismo órgano creó, además, un reconocimiento a las trayectorias relevantes en la promoción y defensa de los derechos humanos, que será entregado la próxima semana al sacerdote católico Humberto Guzmán Rubio, por su destacada labor en la pastoral universitaria durante la Dictadura.

 
 
El Consejo de Distinciones de la Universidad de Santiago de Chile, creado en 1989, es un órgano de carácter consultivo integrado por académicos de las más altas jerarquías del Plantel, con una amplia trayectoria en las distintas áreas del quehacer universitario, y entre cuyas misiones destaca la de proyectar el histórico sello institucional como universidad estatal, pública y pluralista, además de fortalecer la vinculación con la comunidad y reconocer sus aportes al desarrollo del país.
 
Actualmente está integrado por el secretario general, Gustavo Robles Labarca, quien se desempeña como presidente; el Dr. Juan Costamagna Martra y el Dr. José Zagal Moya, del Departamento de Química de los Materiales de la Facultad de Química y Biología; el Dr. Naím Nómez Díaz, del Departamento de Lingüística y Literatura de la Facultad de Humanidades; y el académico Jonás Figueroa Salas, de la Escuela de Arquitectura.
 
Se trata del mismo órgano que recibió hace algunos días una solicitud del Consejo de la Facultad de Química y Biología con una propuesta para otorgar al Dr. Eduardo Lissi Gervaso, académico e investigador de dicha Unidad Mayor, quien jubiló recientemente, la distinción denominada Profesor Emérito, una de las tantas que entrega el Consejo de Distinciones.
 
“Es una distinción que se otorga a académicos que hayan cesado en sus funciones, luego de haber desarrollado una carrera brillante y fructífera”, explica Gustavo Robles. Junto con recordar que corresponde a una de las primeras distinciones que se crearon en el Reglamento de la Universidad, a fines de la década del '90, añade que “la proposición fue acogida de forma unánime por los integrantes del Consejo. Incluso ya existe una resolución firmada por el Rector Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, con fecha 22 de noviembre”.
 
De hecho, la ceremonia de entrega del reconocimiento de “Profesor Emérito” al Dr. Eduardo Lissi se realizará el próximo 5 de diciembre en el Salón de Honor del Plantel, a partir de las 15:30 horas.
 
Nueva distinción por derechos humanos
 
Además del reconocimiento de “Profesor Emérito”, este órgano consultivo entrega otras distinciones agrupadas en diversas categorías, como Doctor Honoris Causa, Profesor Honorario de Facultad, Profesor Distinguido de Facultad, Estudiantes destacados por su rendimiento académico sobresaliente en cada carrera, Reconocimiento al mérito cultural, Reconocimiento al Premio Nacional, además de aquellos entregados a Premios Nobeles que han visitado el Plantel.
 
En ese sentido, cabe destacar la creación de una nueva distinción para reconocer trayectorias relevantes en la promoción y defensa de los derechos humanos. Se trata de una solicitud de la Vicerrectora de Vinculación con el Medio, Dra. Karina Arias Yurisch, petición que fue estudiada por los integrantes del Consejo de Distinciones, dando paso a una resolución del 10 de noviembre, firmada por el Rector Zolezzi, que establece este nuevo reconocimiento en el respectivo Reglamento.
 
“Está dirigida a personas que se desempeñen dentro de la Universidad de Santiago, pero también fuera de ella, así como a instituciones y organizaciones que cumplan con ese rol”, detalla Gustavo Robles. “Junto a esta solicitud también se presentó al primer postulante, quien fue aprobado de manera unánime por los integrantes del Consejo de Distinciones”, agrega.
 
Se trata de Humberto Guzmán Rubio, cuya labor como sacerdote católico en la pastoral universitaria durante el tiempo de la Dictadura, en defensa de los derechos humanos, fue trascendental. “Él estudió en nuestra Universidad técnico en electricidad y también ingeniería. Además se desempeñó como profesor en el Departamento de Ingeniería Eléctrica durante muchos años y paralelamente realizaba el trabajo en la pastoral universitaria”, plantea el secretario general del Plantel.
 
Como autor del libro “Tiempo de dolor, tiempo de esperanza”, el padre Humberto, como es conocido entre sus cercanos, relata sus vivencias durante la época de la Dictadura, texto que además se convirtió en un importante antecedente para la Comisión de Reconciliación Universitaria que se formó en 1991.
 
La entrega de esta nueva distinción se realizará el próximo 6 de diciembre a partir del mediodía, en el Salón de Honor del Plantel, en el contexto de la Semana de los Derechos Humanos organizada por la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio.
 
Por: Fernando Seymour
Foto: Marco Avilés - Comunicaciones.