“Mi interés siempre fue trabajar en el servicio público en una localidad alejada de Santiago donde la gente más lo necesita”

Sep
2
2019
Encargado de la Dirección Técnica de los botiquines de farmacia del CESFAM de Doñihue y Lo Miranda, José Cerda Durán contestó nuestras preguntas sobre cómo ha sido su experiencia como egresado de la carrera de Química y Farmacia.

Habiendo terminado su carrera, José enviaba su currículo a los Departamentos de Salud de municipalidades ubicada fuera de Santiago ya que había decidido trabajar fuera de la capital.  Así, dejando atrás una oferta para continuar trabajando en los Laboratorios Abbott, fue como dio con un aviso en Facebook en el que necesitaban un Químico Farmacéuticos para la comuna de Doñihue.

Veinte días después, con un balón de gas a cuestas y un departamento arrendado en una localidad cercana, comenzaría su nuevo trabajo a cargo de la dirección técnica de las comunas de Doñihue y Lo Miranda trabajo del cual dice sentirse “muy feliz” porque “era lo que buscaba”.

“Mi interés siempre fue trabajar en el servicio público en una localidad alejada de Santiago donde la gente más lo necesita” contesta durante la entrevista.

“Antes me sentía encerrado. A diferencia de mi experiencia anterior, la labor social de los CESFAM es muy grande y lo más lindo es sentir que logras tener los medicamentos para todos los pacientes o usuarios”.

-. ¿Cuáles crees que han sido las principales dificultades y satisfacciones que has tenido ahora que llevas tiempo trabajando?

“Los recursos siempre son escasos para una gran población, eso en términos generales es una dificultad común. En cuanto a satisfacciones, lo que más me llena es tener todos los medicamentos para los pacientes porque cada día falta un medicamento distinto o no han llegado por el laboratorio o hay que conseguirlo con los colegas. Por eso, que la gente o los usuarios de la CESFAM de la comuna reciban su tratamiento farmacológico completo es una gran satisfacción. Otra es ver que, de un mes y medio que estoy trabajando en la comuna, se visto cambios y resultados que han sido valorados por los médicos”.

 

Palabras de su Jefe de Carrera

 

“José Cerda siempre tuvo un una actitud bondadosa y gentil, razón por la cual es respetado y muy apreciado por sus pares. Actualmente es un destacado Químico Farmacéutico con una formación realmente integral. Durante su etapa de estudiante universitario, el rendimiento académico de José fue siempre notable, caracterizado por un supremo sentido de la responsabilidad y genuino interés de ayudar a otros, siempre dispuesto a buscar soluciones a los problemas sin esperar retribuciones. Para quienes tuvimos la dicha de ser parte de su formación, fue evidente que sería un líder innato, generoso, preocupado, amable y siempre inquieto por mejorar las condiciones de su entorno. Esto último, lo he podido corroborar recientemente al conocer la excelente impresión que ha dejado en el Departamento de Salud de la Municipalidad de Doñihue".

Dr. Leonel Rojo

-. En ese sentido, ¿cómo definirías que son las características que distinguen a un profesional egresado de la carrera de Química y Farmacia de la Universidad de Santiago de Chile?

 

“Primero que todo, un profesional de Química y Farmacia de la Usach tiene una buena formación. La gente en general ve que uno es todo terreno y que se adapta a las circunstancias. En cuanto a los conocimientos, no me han faltado, con los que te entrega la universidad tienes suficiente para desempeñarse en la labor y eso lo he corroborado personalmente porque como te digo en un mes se han notado cambios. Tengo compañeros que están trabajando en este mismo sector y también su labor se ha visto valorado por otros profesionales. Eso es muy importante porque no solo habla de mi sino de otras personas y de otros egresados que también están trabajando y que se les considera de la misma manera”.

-. Respecto a la labor social de los egresados de la universidad que comentaste en un principio ¿crees que es algo que ya tenías tú o fue algo que fuiste adquiriendo durante tu formación?

“En términos generales y en la práctica he podido ver que es muy valorado el profesional de la Universidad de Santiago.  Cuando me reuní con el Alcalde de la comuna y le conté de qué universidad venía, me dijo: ‘qué bueno, porque sé que saben de pobreza’.  Otro ejemplo es que en los CESFAM de la comuna hay internos de la Usach en medicina y, a pesar de que también llegaban de otras universidades, no tenían el perfil de nuestra universidad. Esa es la imagen que tienen del egresado, del profesional que está con el pueblo, a todo terreno. Así que básicamente este gusto por la labor social me lo inculcó la universidad porque cuando entré a primer año pensaba en las farmacias o un laboratorio, que es lo que uno siempre imagina. Por eso pienso que la labor social fue inculcada por la universidad y por los docentes que me realizaron las clases”.

-.  Relacionado con esta labor social que comentas ¿cómo es un día típico en el CESFAM?

“Lo principal son las atenciones farmacéuticas, es decir, estar ahí en contacto con el paciente, atenderlo, ver qué medicamentos toma y lograr que sean adherentes a la terapia. Es ver, básicamente, sí los medicamentos le están haciendo efecto, lo que a veces puede ser que no resulte por la dieta o porque no se los toman o cosas que uno no se lo imagina. Por ejemplo, hay pacientes que no saben cómo tomarse los medicamentos. En esos casos aplicamos distintos métodos, por ejemplo, armamos un diagrama para recordarle al paciente cuando tomarse los medicamentes cuando se levanta en la mañana a prender la estufa, cuando cocina o cuando ve una teleserie a la tarde, métodos prácticos para que los medicamentos tenga el efecto deseado en el tratamiento de las personas”.