Investigador de la FQyB participará en nuevo centro de investigación de excelencia

Ene
3
2018
Por un período de 10 años y con un financiamiento anual de más de un millón de dólares, la Iniciativa Científica Milenio perteneciente al programa del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo recientemente adjudicó dos nuevos Institutos Milenio en Ciencias Naturales y Exactas.

Uno de ellos es el  Instituto Milenio de Biología Integrativa de Sistemas y Sintética, IMBISS, el que encabeza el Dr. Luis Larrondo (PUC) y Rodrigo Gutiérrez (PUC) y que cuenta con el aporte de los investigadores asociados: Paulo Canessa (UNAB), Fernan Federici (PUC), Elena Vidal  (Umayor) y el investigador de nuestra universidad, el Dr. Francisco Cubillos
 
El IMBISS tendrá como objetivo identificar los mecanismos que explican las interacciones entre hongos y plantas, así como aquellos que les permiten responder a las perturbaciones ambientales. 
 
En palabras del Dr. Cubillos “la gran apuesta de este Instituto es que podremos generar conocimiento en sistemas tanto de hongos como plantas, no de manera aislada, entendiéndolos como un sistema complejo de individuos que interaccionan entre sí y que responden a diversos estímulos ambientales”.
 
“Desde ese punto de vista, la agricultura chilena presenta un gran desafío para entender cómo, a nivel molecular estos organismos responden a diversos estímulos ambientales como la luz, el nitrógeno, la temperatura y otros organismos competidores. En un futuro esto nos permitirá generar conocimiento y aplicaciones en sistemas de interés agrícola, pudiendo identificar biocontroladores naturales de Botrytis cinerea, identificar mecanismos para la optimización en la utilización de nitrógeno en plantas y por supuesto, nuevas cervezas para el mundo”, explicó el investigador sobre los alcances del proyecto. 
 
Respecto a su rol en el Instituto, el investigador señala que estará a cargo de “determinar los nodos transcripcionales y las redes de genes responsables de la variación natural en levaduras chilenas criotolerantes a través del estudio de rasgos complejos e individuos aislados en Chile y el mundo” cuyo fin en específico servirá “para determinar la respuesta a nivel molecular a diversos estímulos ambientales, así como también promover su utilización a nivel industrial”  lo que, en otras palabras significa conocer cómo levaduras que viven en las cortezas de los árboles son capaces de fermentar aun habiendo bajas temperaturas.
 
Cabe destacar que el  IMBISS fue seleccionado dentro de 37 proyectos. La otra propuesta que resultó ganadora, en tanto, fue el Instituto Milenio de Investigación en Óptica, el que se dedicará investigación fundamental y aplicada de la luz y su interacción con la materia.
 
**