Investigación revela peligro latente en hierba medicinal

Sep
10
2013
Impacto ha causado en España y en el mundo la publicación de dos investigaciones concluyentes acerca de los efectos de la planta del género Aristolochia considerada y consumida durante años como medicina natural.Estudio de los componentes de la especie chilena, la Aristolochia chilensis, realizado por el grupo de Química Ecológica de la Facultad de Química y Biología de la Universidad de Santiago de Chile, confirman dichos datos.

Dos estudios realizados por científicos de  Estados Unidos, Singapur, China y Taiwán, publicados por la revista Science Translational Medicine en agosto de este año, confirmaron el daño atribuido a la ingesta del ácido aristolóquico, componente presente en las plantas del género Aristolochia consumido como “medicina natural” a lo largo del mundo.

Los resultados de las investigaciones, publicados en el diario El País de España, concluyen que los ácidos aristolóquicos son los responsables de provocar daños mayores a los causados por el tabaco o por la radiación ultra violeta en relación “a su capacidad de producir múltiples mutaciones en cientos e incluso miles de genes, muchos más que cualquier otra sustancia cancerígena” cualidades que lo llevó a convertirse en el “mayor agente genotóxico descubierto hasta la fecha”  señala Teh Bin Teah, investigador del Centro Nacional del Cáncer de Singapur, quien participó en uno de los estudios que detectó la peligrosidad de los compuestos responsables de causar mutaciones asociados a tumores del tracto urinario, en los riñones y el hígado.

En esa misma línea, estudios desarrollados por el equipo de Química Ecológica compuesto por el académico Alejandro Urzúa, el estudiante de postgrado Ángel Olguín y la Dra. Rocío Santander de la Facultad de Química y Biología de la Universidad de Santiago, suman nuevos antecedentes al caso, esta vez con la Aristolochia chilensis, especie que se distribuye en el país entre la tercera y sexta regiones, tanto en la cordillera de la costa como en la cordillera de los Andes, por sobre los 700 m sobre el nivel del mar.

“Las plantas del género Aristolochia poseen compuestos que son vasodilatadores por lo que se utilizaban para labores de parto y/o enfermedades en las que un mayor flujo de sangre fuese necesario (de ahí que es conocida también como la hierba de la virgen María) pero, sin duda, el uso más peligroso que se ha estado otorgando a esta es como aditivo en regímenes para bajar de peso”, aclara el investigador responsable de la publicación “Raíz de Aristolochia Chilensis y su contenido de ácidos aristolóquicos: una peligrosa medicina popular”, Ángel Olguín.

“Si bien hojas y raíces tienen los mismos compuestos, lo que varía es la concentración en las raíces, siendo estas las que se utilizan en la medicina popular como ‘remedios’. Tras su ingesta, la literatura reporta su efecto acumulativo en el organismo, indicando que inclusive con una dosis (1 mg/Kg de la mezcla de ácidos aristolóquicos I y II) es posible observar daño meses después”, aclara Olguín.

Se suman a esto la ausencia de normas que prohíban su consumo - “pudiendo ser sacada de cuajo de la tierra sin ningún tipo de fiscalización”, indican los investigadores - y comercialización, siendo hasta el día de hoy ofrecida como remedio natural para la gota, la artritis u otro tipo de problemas inflamatorios.
Para obtener dichos resultados, los científicos de la Universidad de Santiago realizaron análisis a los extractos de la raíz, utilizando equipos de cromatografía líquida de alta eficiencia acoplada a un detector con arreglo de diodos (HPLC-DAD, por sus siglas en inglés), cromatografía líquida acoplada a un espectrómetro de masas tándem y cromatografía gaseosa acoplado a espectrómetro de masas.
 

Por Nicolás Gaona Reydet